Asides

#QEPD

Un minuto de silencio para aquellos pesados y coloridos aros colgantes (los “grandes”) que hoy yacen en las profundidades de tu cajón.

Image

Y ahí se van a quedar.

Te estiraban la oreja, se te enganchaban con el pelo, los tenías que combinar! Gracias a los dioses de la moda que hayan quedado en el pasado.

Los redondos, los cadenosos, los plumeros, aunque admitamos que alguno era bastante canchero (a mi no me molestaban las cruces grandes, por ejemplo). Y como olvidar aquellos días en los que usar un sólo aro gigantesco estaba in! Pero pasado pisado, ahora los colgantes se extinguieron para dar paso al imperio de los coloquialmente llamados aritos.

No sólo en tiendas de accesorios sino que casas de ropa han sacado sus ejemplares también, ahora copan las formas geométricas como los triángulos, los diamantes, corazones, las calaveras, las tachas, los moños y hasta cortas palabras presionadas con delicadeza sobre tu oreja. Tanto en distintas tonalidades de metales (aunque cuídense que sean más bien opacos, los más relucientes quedan descartados) como de distintos colores, los hay de lo que quieras y en una amplitud de precios importante. Consideremos primero que muchas somos alérgicas a materiales como los de TodoModa (casa para teens en Argentina), tip para ustedes!: una capa de esmalte puede hacer un aro apto para tu piel ( aunque este no es un método infalible, le ha servido a muchas). Sin embargo existen lugares que usan materia prima de mayor calidad sin vaciarnos la billetera, además de las clásicas joyerías donde, evitando tentarte con aquellas bellezas de plata, podemos toparnos con algún gran hallazgo en, por ejemplo, acero quirúrgico (lo más comunmente aceptado por todas las orejas), nunca juzguen antes de entrar!

Así que les damos un gran abrazo de despedída a esos aros colgantes que tanto nos acompañaron (aunque he de admitir que yo nunca usé) para recibir a estos pequeñitos que aportan un toque cool a nuestro look:

Image  Image

Image   Image

Image    Image

Image      Image

Image                  Image

Y una última “pseudo” tendencia que se viene viendo sobre todo en el exterior pero que acá en Argentina no pegó mucho: los ear cuffs ¿Se animan a usarlos ustedes?

Image

Image

Image

Image